1. BALLAST WATER PROJECT

El BWP,  tiene el objetivo de promover iniciativas empresariales para impulsar nuevos mercados de negocio a través de la innovación, la tecnología y el desarrollo sostenible del sector naval afectado por la gestión de aguas de lastre y sedimentos. Este proceso está regulado por el Convenio Internacional de Aguas de Lastre y Sedimentos que la IMO aprobó en el año 2004 y que se preveía que entrara en vigor durante el año 2014.

¿Qué son las Ballast Waters?

Las aguas de lastre (ballast waters) son empleadas en navegación marítima para procurar la estabilidad de un buque y una navegación segura. La técnica consiste en la admisión o toma directa de agua del entorno en el que se encuentra el buque en ese momento, para la inundación total o parcial de unos depósitos o tanques especialmente diseñados en el interior del casco (ballast tanks). El proceso puede invertirse y el agua es expulsada del navío, en un lugar que en general, suele estar muy alejado del punto original de toma.

La capacidad necesaria de aguas de lastre es proporcional al tamaño del buque y sus condiciones de carga, pudiendo transportar desde unos centenares de litros hasta 100 mil toneladas y en las que también se incluyen sedimentos y particularmente, seres vivos animales y vegetales, incluyendo virus, bacterias y otros microorganismos.

Esta técnica fue desarrollada a finales del siglo XIX en sustitución del tradicional uso de sólidos para el lastrado, cuya preparación era más costosa. Con el tiempo, las aguas de lastre, han sido reconocidas como un problema medioambiental de primer orden, provocado por la introducción artificial de especies ajenas en ecosistemas sensibles que terminan por desequilibrarse y hacerse más vulnerables al entrar en competencia con las especies introducidas con carácter invasor.

A9RD416

Actualmente, las técnicas empleadas para el tratamiento de las aguas de lastre se encuentran desde la de filtración y separación; la esterilización por ozono, el uso de luz ultravioleta (UV), las corrientes eléctricas o el tratamiento térmico; el uso de biocidas o germicidas, o las técnicas de diálisis, ósmosis u ósmosis inversa, entre otras.

 

 

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options