4. SITUACIÓN ACTUAL

La OMI ha estado al frente del esfuerzo internacional para detener esta amenaza, pero se requiere de una coordinación y colaboración internacional entre gobiernos, que está resultando más lenta de lo deseable. El objetivo es claro: “prevenir, reducir y controlar la contaminación de origen humano del medioambiente marino, incluyendo la introducción intencional o accidental de especies dañinas o invasoras en un área determinada del medio marino”.

Después de más de 14 años de complejas negociaciones entre los estados miembros de la OMI, el Convenio BWM fue aprobado por consenso en 2004. El Convenio, entre otros puntos, contempla que los buques deberán llevar un Libro de Registro del agua de lastre, imprescindible para llevar a cabo la gestión de la misma.

Al entrar en vigencia el Convenio Internacional Ballast Water Management (BWM), los buques deben cumplir unos requisitos para la gestión de las aguas de lastre que es diferente para los que han sido construidos antes de 2009, que para los buques que han sido construidos en el 2009 y posterior y diferente para los buques construidos en el 2012 o posterior, etc.

I. En el marco de la IMO – El Convenio de Gestión del Agua de Lastre (BWMC) requiere:

  • Un Plan de Gestión del Agua de Lastre específica del buque aprobado por la administración de abordo.
  • Libro registro del agua de lastre de abordo.
  • Registro del cambio de las aguas de lastre (regla D- 1)
  • Un sistema de tratamiento de agua de lastre aprobado (regla D- 2)
  • Un certificado de la gestión del agua de lastre a nivel internacional.

La Convención sigue priorizando el cumplimiento de las dos reglas para el agua de lastre  de descargada.

  • La regla D- 1 cubre el intercambio de agua de lastre.
  • La regla D- 2 cubre el tratamiento de agua de lastre.

El Convenio exige que se cumplan los estándares de la  D-1 o la D-2 después de la entrada en vigor del mismo.

Si la entrada en vigor se produce con anterioridad a 01 de enero 2016, el Convenio requerirá el cumplimiento de D-2 de acuerdo con el nuevo calendario previsto:

A9RD421

Si el Convenio no entra en vigor antes de 2016, la fecha aplicable de conformidad con la norma D-2 es el primer reconocimiento de renovación para todos los buques. Se requerirá que los buques construidos después de la entrada en vigor del convenio tengan un sistema de tratamiento instalado desde el inicio de su actividad.

II. En el marco de la US-Coast Guard

Para la Guardia Costera de EE.UU. (USCG) el reglamento de gestión de las aguas de lastre fue revisado en el año 2011 y entró en vigor el 21 de junio de 2012. La legislación de los EE.UU. requiere que los sistemas de tratamiento de agua de lastre (BWTS) que llevan los buques que navegan en aguas americanas deben ser aprobados por la USCG. En la actualidad, muy pocos (6) BWTS tiene este tipo de homologación.

Todos los buques que hacen escala en los puertos de Estados Unidos y que necesiten descargar agua de lastre deben o bien llevar a cabo el previo intercambio o el tratamiento de aguas, además de la gestión de sedimentos derivados del lastre. El intercambio de agua de lastre en ZEE sólo se permitirá hasta que se cumplan los plazos de ejecución para la instalación de los sistemas de tratamiento, como se muestra en la siguiente tabla. Una tercera opción es el uso de agua potable (del sistema público de agua EE.UU.) y en tal caso los tanques de lastre deberán estar limpios de sedimento y gestionados correctamente de manera previa.

Nuevo calendario del tratamiento de Ballast Water estándar para al US-Coast Guard:A9RD423El tratamiento de aguas de lastre se debe realizar mediante un sistema homologado por la USCG o aprobado por otra Administración que la USCG haya aceptado. Esto se conoce como AMS. El estándar de aprobación de la gestión del tratamiento de USCG es la misma que la Gestión del Agua Convención D-2 Standard lastre de la OMI. Por otro lado el estado de California tiene un calendario específico aún más estricto que afecta a un gran número de buques.

Además el nuevo reglamento del US-CG aprobado en noviembre de 2013 integra requisitos adicionales para la operación de la nave, que se resumen a continuación:

  • Los tanques de lastre deben de limpiarse con regularidad para eliminar los sedimentos de forma segura.
  • Las anclas y las cadenas deben de enjuagarse al izarlas a bordo.
  • Limpiar el casco regularmente, así como las tuberías y los tanques.
  • Disponer de un plan aprobado de mantenimiento BWM, que incluye todo lo anterior, además de la gestión del agua de lastre.
  • Mantener registros permanentes de las BWM y de gestión de las incrustaciones.
  • Presentar el formulario y un informe a la US-Coast Guard 24 horas antes de que hagan escala en un puerto de EE.UU.

 

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options