6. BWP y otras actividades

En este contexto de trabajo se crea el Ballast Water Project (BWP) impulsado por un Grupo multidisciplinar de personas, entidades, empresas y organizaciones con una gran capacidad de trabajo, organización y liderazgo que tienen el objetivo de acceder al mercado naval y portuario afectado por las aguas de lastre y sedimentos para aportar soluciones tecnológicas innovadoras, promover el uso sostenible del mar y crear negocio.

Una de las empresas vinculadas al proyecto BWP se dedica al desarrollo de aplicaciones para el uso sostenible del agua, mediante soluciones dirigidas a la conservación, la conducción, el tratamiento y el uso sostenible del agua. En la actualidad, esta organización está presente en 38 países y dispone de centros de producción en los 5 continentes. Sus   productos vinculados a la gestión del agua se distribuyen a más de 170 países gracias a una extensa red comercial y este grupo cuenta con un importante equipo humano que alcanza las 3.700 personas.

Toda esta experiencia tecnológica y de mercado puede ser capitalizada para abrir una nueva línea de actividad comercial, tecnológica e industrial en el ámbito de la Gestión de las aguas de lastre y de sedimentos. Así, a parte del importante volumen de negocio que puede representar la actividad a medio y largo plazo, la iniciativa puede significar una excelente oportunidad para el posicionamiento del Grupo en el marco de la gestión integral del agua en el mundo.

7.1 – Escenario mundial actual del Ballast Water

Bases, factores clave e indicadores

A continuación exponemos de forma breve el escenario real de las aguas de lastre en el mundo y apuntamos algunos indicadores económicos a tener en cuenta.

  • El transporte marítimo es el medio más utilizado en el mundo para el transporte de mercancías. El 90% del tráfico internacional de mercancías se realiza por vía marítima.
  • Las Ballast Waters, hoy por hoy, es considerado uno de los impactos ecológicos, de riesgo sanitario y de efectos económicos más devastadores e importantes a escala planetaria.
  • En 2004 la OMI (Organización Marítima Internacional) aprobó la “Convención Internacional para el Control y Gestión del Agua de Lastre y Sedimentos”, un conjunto de normas y directrices para la prevención eficaz de la dispersión de las especies foráneas por las descargas de aguas de lastre y sedimentos.
  • Un informe de 2010 sobre el Transporte Marítimo publicado por la secretaria de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), revela que la flota mercante mundial estaba formada por 102.194 buques comerciales en servicio (BCS), con un aumento del 5 % anual para los próximos 15 años.
  • De estos 102.194.- BCS,  unos 70.000.- buques en activo están afectados por la gestión de las aguas de lastre y sedimentos (BW).
  • La Convención entrará en vigor 12 meses después de su ratificación por 30 Estados miembros, que representan el 35% del tonelaje de la flota mercante mundial.
  • En enero de 2014 han ratificado el BWC 38 estados y cuyas flotas mercantes combinadas representan aproximadamente el 30,38% del tonelaje bruto de la flota mercante mundial. Hoy Dinamarca ya lo ha ratificado y en breve se incorporará Panamá (22,95% MM del TB) con los cuales se prevé que el Convenio entre definitivamente en vigor este año 2014.
  • Estados Unidos empieza a regular de forma progresiva y de manera más estricta que la OMI desde diciembre de 2013 el cumplimiento de la D1 y la D2 . El estado de Nueva York (*) amplió el plazo para que los buques puedan cumplir con sus normas sobre aguas de lastre del 1 de enero de 2013 hasta el 13 de diciembre de 2013.  El estado de Nueva York, defiende que la prórroga del plazo para cumplir con la Ley de Agua limpia de New York (Certificación 401 de la Calidad del Agua) se debe a la falta de tecnología disponible para cumplir con esta norma, que es más estricta que el de la OMI en el  Convenio para la gestión del agua de lastre – (El Puerto de Nueva York (New Jersey) es el 12º del mundo con un volumen de 5.265.058 TEUS al 2010 : Twenty feet Equivalent Unit, Contenedores de 20 pies).
  • La consultora Frost & Sullivan defiende que las políticas marítimas para la gestión de aguas de lastre y sedimentos van a crear importantes oportunidades de negocio para el mercado mundial. Estos son algunos de los indicadores:
    • El tratamiento del agua de lastre en el mercado de Asia-Pacífico, obtuvo ingresos de más de 214,6 millones de dólares en 2011 y se estima que alcanzará 3,63 mil millones de dólares en 2017. A escala mundial para el período 2014 – 2020 se estima en unos 30 mil millones de dólares.
    • Las directrices de la OMI y de la US-Coast Guard van a impulsar este mercado incipiente, ya que se van a establecer metas y plazos de cumplimiento obligado para los buques existentes hasta 2022. Ahora, la mayor demanda de sistemas BWM se espera de la construcción de nuevos buques, ya que será lo menos costoso para incorporar los equipos.
    • Pero son los buques existentes los que van a generar más ingresos a corto y medio plazo por la presión de la comunidad internacional y por las compañías aseguradoras.
  • Frost & Sullivan también afirma que la necesidad de gestionar las aguas de lastre (BWM) y sedimentos en los grandes buques y zonas portuarias, y de aplicar las directrices establecidas por la Organización Marítima Internacional (OMI) van a dar el pistoletazo de salida a una nueva industria en el sector del transporte marítimo mundial y donde las empresas de tratamiento de aguas y gestión de residuos van a encontrar un nuevo e importante mercado listo para la inversión y su desarrollo y están dispuestas a posicionarse en él para obtener beneficios.
  • Esta labor de ingeniería y de comercialización puede representar una facturación media de 0,72 millones de USD por equipamiento lo que significaría una suma total de 30.000 millones de USD que deberán repartirse todas aquellas empresas que hayan conseguido homologarse a tiempo por la OMI y por la US-Coast Guard para realizar esta ingente labor en los próximos 10 años.

Otros factores a tener en cuenta:

Volumen de negocio aproximado en el período 2014 –2020.

Se transportan 10.000 millones de toneladas de aguas de lastre anualmente en una flota aproximada de 70.000 buques directamente afectados por la Convención de Aguas de Lastre (IMO).

Las cifras evidencian una labor ingente e intensiva de instalaciones en barcos existentes (Retrofit) que en el período del 2014-2024 representaría un número de instalaciones cercano a los 24 buques diarios con una mayor concentración para el período 2017-2020 con un máximo absoluto previsto de casi 45 buques diarios.

A9RD430

 

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options