3. JUSTIFICACIÓN

Un 20% de la población mundial vive a menos de 25km de la costa y un 39% (2.200 millones de personas) lo hace a menos de 100km. Estos 100km de la franja litoral representa tan sólo el 20% de la superficie terrestre en todo el mundo. En esta franja de 100km hasta la costa vive el 100% de la población de Dinamarca, el 99% de Gran Bretaña, el 88% de Suecia y el 79% de Italia, el 85% de España y el 93% de Cataluña (Fuente: World Resources Institute 2001).

Todo esto crea importantes problemas ambientales que repercuten negativamente sobre el entorno natural marino y litoral y pone en peligro nuestra capacidad de desarrollo social y económico. Globalmente, el número de personas que viven a 100km de la costa ha aumentado durante la segunda década de los años 90 de 2.000 a 2.300 millones, un 39% de la población mundial. En el litoral mediterráneo, la previsión de crecimiento demográfico es de 570 millones de personas en el año 2025, a los que deben sumarse los visitantes turísticos anuales que se prevén para el mismo año en unos 550 millones según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA 1998). El Director de AEMA plantea la necesidad de desarrollar políticas más eficientes basadas en la vigilancia y la información, trabajando desde una visión de la gestión integrada de la costa. Tenemos que ser capaces de convertir estos riesgos en oportunidades de cambio efectivo que nos ayuden a desarrollarnos de forma sostenible.

Ante este reto, la Fundación Mar ha puesto en marcha un proyecto integral de estudio y vigilancia del mar y del litoral catalán, basado en la gestión integrada de las zonas costeras (GIZC) y con la participación activa de todos los agentes litorales. El Proyecto MARIAGE (Mar y agentes), único y fruto de la experiencia de más de 15 años de trabajo en el marco del estudio, la gestión y la conservación de los espacios marinos litorales, se fundamenta en la descripción ecológica y ambiental del patrimonio litoral y marino de Cataluña para conocer a fondo su conservación y su estado ambiental.

Al mismo tiempo, también posibilita obtener un diagnóstico del patrimonio evaluado y establecer un punto 0 a partir del cual valorar las tendencias evolutivas para hacer balances.

A largo plazo se prevee tener un diagnóstico completo de toda la zona mediterránea occidental.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options